Entradas recientes

Mousse de queso y fresa raw

Home / Crudiveganos / Mousse de queso y fresa raw

La receta de hoy, que así a simple vista parece la receta del día de los enamorados… es un agradecimiento a vosotras/os, la gente que me seguís, o quienes me habéis descubierto hace poco, o ahora mismo.. todas/os sois bienvenidos!
Es para mi muy especial haber superado los 10.000 seguidores. Me parece increíble y una pasada que eso pueda ser así, de veras, muchísimas gracias!!! Ojalá pudiera mandaros un pedacito vía online. Realmente fue hace cosa de 10 días que me dí cuenta en mi facebook que había llegado a esa cifra. Quise esta semana hacer un postre a modo de agradecimiento y al final os habéis sumado otras/os 200 más!! Vais muy rápido!! De verdad, de corazón muchas gracias.

Esta tarta es una versión similar al Cheese Cake de Frambuesas que tengo en el blog también, pero en versión fresa y más romántica aún si cabe. Es una trata preciosa que si hacéis vais a sorprender gratamente. La he elaborado más pequeña, ya que es un postre que con una ración pequeña te sacias bastante. Para mí este tamaño es perfecto para 7 incluso 8 raciones tranquilamente.
Lo que veis por encima son chips de cacao puro 100% y chocolate líquido. Os recomiendo de verdad comerla así, el chocolate líquido le da su punto goloso más aún si cabe y los chips de chocolate, un tanto amargos pero agradables, contrastan y crujen haciendo de cada bocado un placer absoluto. Así pues, hacedme caso. Podéis encontrar estos chips de chocolate puro en tiendas de alimentación natural o herbolarios, y duran un montón! Después los aprovecháis en desayunos, postres, batidos.. etc.

Cuál es otro de los aspectos positivos de esta tarta?.. Pues que no necesitáis un horno, solo el frigorífico/refrigerador. Otro? Que todos sus ingredientes son naturales, incluso la manera de edulcorarlo, con Sirope de Agave. Fruta! Frutos secos! Aceite de coco! Dátiles! No necesitamos más.

INGREDIENTES PARA LA BASE:

175 gr. de nueces
10 Dátiles
INGREDIENTES PARA EL DECORADO:

Chocolate líquido
Chips de cacao puro 100%
INGREDIENTES PARA LA TARTA:

2 Tazas y 1/2 de anacardos
1/2 Taza de Sirope de Agave
1/2 Taza de zumo de limón
1/2 Taza de Aceite de coco
250 gr. fresas (Reservar 2 para la decoración)

ELABORACIÓN:
Lo primero es poner a remojo la noche anterior o bien 8 horas antes los anacardos. La primera fase será hacer la base, para ello con un robot de cocina picaremos las nueces hasta hacerlas polvo. Lo añadimos a un bol pequeño, al cuál también añadimos los dátiles pasados por el robot (deshuesados! Obviamente, no la vayamos a liar parda) y completamente triturados, se os hará una pelota de dátil completamente triturada. La separamos en trocitos mezclandolo bien con la nuez molida, creando así una “masa” pegajosa.
Aplanamos esta masa en la base y metemos al frigo. He utilizado un aro metálico con un diametro de 25 cm., también puede ser un molde con base. Si utilizáis este último poner papel de horno en la base para luego pasarlo más fácilmente a un plato bonito y quede más curioso. Trituramos los anacardos hasta crear una pasta densa con ellos. Les añadimos el zumo de limón, el sirope, y el aceite de coco reservando un poco (como un dedo de grosor). Mezclamos todo bien.

Separamos un poco de esta mezcla, lo va a ser el relleno de el medio, que veis más clarito. El resto lo mezclamos con las fresas previamente trituradas con el robot y con el aceite de coco que hemos reservado anteriormente. Sacamos la base del frigorífico. Añadimos una capa de crema rosa. Metémos al congelador 10-15 minutos, para que se endurezca rápidamente y le añadimos la capa de crema clarita. Hacemos lo mismo, añadimos al congelador hasta que se endurezca lo suficiente como para añadir la capa de arriba rosa restante sin que se mezcle.

Una vez añadida esta última metemos al frigorífico durante unas horas, con 4-5 bastará. A mitad de este proceso, cuando no esté solida del todo la capa de arriba… vamos a colocar las dos fresas que hemos reservado para colocar en el centro, así como unos chips de chocolate repartidos por toda la parte superior.

Desmoldamos y lista para comer, yo prefiero guardarla en el frigorífico una vez he terminado con ella, para que se mantenga fría. Para servir, añadir un chorrito de chocolate en zig zag. Listo!