Entradas recientes

Tarta de algarroba y zanahoria

Home / Dulces / Tarta de algarroba y zanahoria

Ya estamos a puertas del fin de semana y si teníais pensado u os apetecía cocinar o hacer algo con lo que se os caiga la baba este fin de semana… esta tarta es una buenísima opción.
Es una tarta de Algarroba y Zanahoria. Esta semana visitando blogs encontré esta receta solo que en la versión de Algarroba y Boniato en el Blog de Nutrición Esencial (www.nutricionesencial.es) Blog que os recomiendo sin duda. Esta receta concrétamente me encantó y pensé que sin duda debía probar a hacerla, simplemente he cambiado el boniato por zanahoria y alguna que otra cantidad de ingrediente en la elaboración.
El resultado, exquisito.

Quizás muchos no conozcáis la algarroba, pues bien, os diré que es el nuevo cacao, solo que más sano. Es un alimento energético con propiedades curativas. Si pincháis en este enlace_ podréis leer más propiedades sobre este alimento. La tarta, como podréis leer más abajo, se puede elaborar con aceite de girasol o con aceite de coco. Yo he querido hacerla nutritiva y con mayores propiedades por lo que he utilizado el de coco, que es un mundo de beneficios para nuestro organismo, como para nuestra piel, pelo etc…

De esta tarta destacaría su su sabor, dulce e intenso, la algarroba otra peculiaridad que tiene es que es muy saciante y además estimula la serotonina y dopamina de nuestro organismo. Lo que es algo fantastico. Os dais cuenta de una cosa?… Por lo general, la repostería vegana a diferencia de la no vegana tiene muchas propiedades y es beneficiosa para la salud, independientemente de que tenga más calorías que un bol de fruta claro está, pero nos aporta beneficios para la salud, ya que sus ingredientes y endulzantes son más naturales imposible y ecológicos. No me entretengo más y voy con la receta, espero que os guste.

Ingredientes para el bizcocho:
1 taza y 1/4 de harina
1/·3 taza de Algarroba en polvo
1/2 taza de bebida vegetal tibia (yo utilicé de Espelta)
1/2 taza de sirope de Agave
1/3 taza de aceite de coco (o de girasol)
1 cucharada de levadura
1 cucharada de vinagre de manzana
Una pizca de sal

Ingredientes para la crema de zanahoria

300 gramos de zanahoria cocida al vapor
120 gramos de aceite de coco ecológico
2,5 cucharadas de Sirope de Agave
1 cucharadita de esencia de vainilla
2 cucharaditas rasas de agar agar (gelatina vegetal) / OPCIONAL
(El agar agar lo que hará será aportar consistencia a la crema de manera que quedará más solida, si no lo añadimos no pasa nada, la diferencia será la textura, ya que obtendremos más bien una crema)

ELABORACIÓN

Tamizar la harina y la algarroba con un colador para así obtener una masa sin grumos y esponjosa..
Incorporar al bol los demás ingredientes secos, mezclar y a continuación los líquidos, mezclar todo muy bien. Podéis utilizar la batidora con su varilla o hacerlo a mano, yo personalmente prefiero hacerlo a mano, es más laborioso ya que os tiráis unos minutos dale que le pego mezclando una y otra vez pero me gusta más ya que la batidora deja la masa tan fina que después cuesta más de hacerse en el horno. Otra de las virtudes es que ejercitáis el brazo! (Bromas aparte jiji)
No os asustéis si veis que la mezcla es espesa, es así.

Precalentamos el horno a 200 grados. Untamos el molde donde irá el bizcocho con aceite de coco. vertemos la masa en el e introducimos en el horno una media hora a 180 grados.con SOLO CALOR ABAJO. Mientras vamos preparando la crema de zanahoria. Pelar las zanahorias, rallarlas en un rallador de agujero mediano y a continuación cocemos al vapor (yo lo he cocido con un Lekue, que invento más práctico!! 10 minutos en el microondas y listo)

Hacemos un puré con ello. Si tenemos el aceite de coco frío es decir solido, lo metemos al baño maría. Añadir los 120 gramos de aceite al puré de zanahoria junto con el sirope y la esencia de vainilla, con la batidora hacemos una crema muy fina.

Por otro lado vamos a calentar en un cazo la leche vegetal y cuando hierva añadimos el agar agar (en caso de utilizarlo) dejamos cocinar durante 3 minutos y a partir de ahí le añadimos la crema fina de zanahoria. Mezclar todo muy bien y dejar que vuelva a hervir. Apartar del fuego y dejar que enfríe.
El bizcocho también lo dejaremos enfriar antes de hacer el relleno.

Cuando ambos estén fríos procederemos a finalizar la tarta. Partimos por la mitad de manera horizontal el bizcocho, con un cuchillo de sierra previamente humedecido. rellenamos con la crema de zanahoria y tapamos. A la hora de taparlo, yo lo que hago es utilizar la vuelta del bizcocho, es decir la parte de arriba que está más redondeada, la pongo hacia abajo de manera que la parte cortada, que es más lisa quedará en la parte de arriba y será mucho más practica a la hora de decorar y os quedará más bonita.

Cubrir con la crema la parte de arriba. Si queréis podéis decorarla espolvoreando algarroba en polvo por encima con un colador, o también como yo he hecho, utilizar una plantilla y así os quedará un dibujo bonito y perfecto.

Ya solo os queda disfrutar de la tarta!! Pasad buen fin de semana!!