Entradas recientes

Tarta de chocolate, nata y frutas del bosque

Home / Dulces / Tarta de chocolate, nata y frutas del bosque

Esta tarde de Domingo aparezco para poneros los dientes largos…
Os traigo una golosa opción. Esta deliciosa tarta de chocolate, que advierto durará poco en casa. Me apetecía relajarme y pasar un rato agradable haciendo lo que me gusta y aunque a much@s os parezca marciana… yo lo hago cocinando. Las personas así seremos extrañas, pero somos un chollo, eso también. A quien no les gusta llegar a casa y encontrarse una suculenta cena o una tarta así, ehh?..El caso es que me quedé solita, puse música, abrí armarios, saqué molde, instrumentos e ingredientes y me puse al lío.

Esta tarta no es nada complicada y el resultado es satisfactorio 100 %
El bizcocho queda tierno y super esponjoso, lo que hace que no quieras que se acabe. Queréis comprobarlo? Pues os animo a prepararla. Os van a comer a besos!!

INGREDIENTES:

200 gr. de azúcar
320 gr. de harina
150 ml de aceite de oliva
300 ml de leche de soja (yo he utilizado leche de soja chocolateada, aunque puede ser la normal)
4 cucharadas de cacao puro
1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato
500 ml de nata vegetal para montar (He utilizado Ambiante, para mi la mejor)
150 gr. de frutos del bosque

ELABORACIÓN:

Precalentar el horno a 180 grados. En un bol mezclamos todos los ingredientes secos, los mezclamos y a continuación añadimos los líquidos. Mezclamos bien con una cuchara de palo o lengua, repitiendo movimientos envolventes. Repito mezclar a mano no batir con la batidora.

Vertemos la mezcla en el molde (previamente untado con margarina vegetal o aceite) y horneamos durante 20 minutos (más o menos) a 150-180 grados. Pinchamos con un cuchillo y cuando salga limpio querrá decir que está listo.

Desmoldamos una vez esté completamente frío. Con un cuchillo de hoja larga y dentada, lo abrimos en dos mitades. La que corresponde a la base, la utilizamos para la parte de arriba de nuestra tarta porque estará más plana y lisa.

Montamos la nata con las varillas de la batidora. La untamos por encima de la base (recordad, tiene que estar fría). Colocamos la otra mitad encima, con la parte más redondeada hacia abajo y la lisa arriba. Volvemos a extender una capa de nata por la superficie.
Añadimos frutos del bosque por encima y.. DISFRUTAMOS!