Entradas recientes

Bulgur con verdura y tenders de no carne

Home / Primeros platos / Bulgur con verdura y tenders de no carne

El menú de hoy me encanta ! ! Rico rico ! Principalmente el Bulgur, un cereal que nunca falta en mi despensa. Es muy útil y recurrido. Lo encontraréis en Herbolarios y tiendas de alimentación viva.
Muy conocido en los países de Oriente Medio, África del Norte y algunos países de América Latina. El Bulgur es el grano del trigo partido. Ideal en dietas vegetarianas por su alto valor alimenticio (53% carbohidratos complejos). Es un buen sustituto de la carne en la elaboración de hamburguesas o albóndigas vegetales (prometo hamburguesas con Bulgur).
Beneficioso por su alto contenido en almidón (ideal para deportistas), su bajo contenido en grasa así como fácil digestión y es muy útil para el colesterol, gracias a que ayuda a reducirlo de forma natural.
Lo he acompañado en forma de plato combinado de cubitos de patatas y Tenders de carne vegana.

Ingredientes para 1 plato combinado:

1/2 vaso de Bulgur
1/2 pimiento verde
1/2 rojo
1/2 cebolla
1 patata
1 cucharadita de cúrcuma
Elaboración:

Para cocer mezclar en un cazo una parte de agua por dos de bulgur, en este caso un vaso de agua por medio de Bulgur. Cocemos en agua hirviendo con una pizca de sal durante 10 minutos. En principio no tiene que quedar agua, ya que con esas medidas la absorberá por completo, de no ser así, escurrir con un colador de pasta.
Añadirle al bulgur cocido la cucharadita de cúrcuma y remover hasta que adquiera el color amarillo de forma uniforme. Tapamos y reservamos para después.Cortamos en cachitos el pimiento rojo y verde, así como la cebolla muy menuda y doramos en la sartén hasta que esté hecho.. Añadimos al Bulgur, removemos y reservamos.

Pelamos la patata, la lavamos y cortamos en rodajas gruesas de 3 cm de grosor. A ver, yo os voy a explicar como las he hecho para que me queden con esta forma tan bonita. Si las presentáis así lucen mucho más, pero las podéis hacer con la forma que queráis por supuesto.Cogemos una lamina gruesa de patata y la perforamos con un vaciador de manzanas, que es un artilugio que podéis encontrar en muchos supermercados o bazares, y son muy económicos, 1 € o menos. Calentáis bien aceite en una sartén y las echáis a freír. Cuando estén doraditas sacarlas sobre un plato con papel de cocina para que escurra el aceite que sobra..