Entradas recientes

Redondo de seitán relleno

Home / Segundos platos / Redondo de seitán relleno

Pero que bueno está este Seitán relleno… Por favor, a la lista de los imprescindibles YA.
Otro ejemplo de se pueden obtener unos platos deliciosos sin necesidad de utilizar ningún ingrediente animal. El seitán proviene del gluten, es decir, la proteína del trigo.
Nos permite preparar los mismos platos que los de origen animal con diferencias al respecto…
El seitán está libre de colesterol, aporta más proteína que la carne (el 24% de su peso), contiene más calcio y vitaminas que la carne vacuna, contiene lecitina en abundancia, es bajo en grasa y de fácil digestión. Podemos añadirle minerales añadiendo alga Kombu para su elaboración. Ideal para personas con anémia, sobrepeso, etc… En definitiva, un alimento super nutritivo y aconsejable, en cualquier tipo de dieta y alimentación.
Esta semana, dispuesta a preparar Seitán, separé la mitad para hacerlo tipo guiso.
Salió este delicioso Redondo de Seitán relleno. En esta ocasión de zanahoria, perejíl y ajo, todo ello con un ligero toque especiado. El seitán como todo lo podéis personalizar, rellenándolo de lo que queráis, calabacín y cebolla, champiñones, añadirle unos piñones también por ejemplo… O pasas! Oh my good… que rico. Se me ocurren un montón de ideas deliciosas. Hacéis una rica salsa y preparaos para un un buen banquete. Es perfecto si viene alguien a casa, independientemente de la alimentación que lleve. A mi omnívoro favorito le ha encantado cocinado con una rica salsa.
A continuación os indico los pasos a seguir:

INGREDIENTES (Para 2 personas)
1 Taza de gluten de trigo (de venta en Herbolarios)
5 Cucharadas de pan rallado
1 Cucharadita pequeña de sal
1 Cucharadita pequeña de comino
1/2 Taza de agua
1/2 Taza de salsa de soja
3 Ajos
1 Zanahoria Grande
Perejil (un ramillete, al gusto)
1 o 2 Algas Kombu (Opcional)
* Necesitaremos film transparente e hilo
ELABORACIÓN:
El un bol donde se pueda mezclar y amasar, añadir el gluten, el pan rallado, la sal y el comino. Mezclar todo bien. A continuación añadir el agua y la salsa de soja. Con las manos empezar a mezclar y amasamos unos minutitos. Reservar.

Picar el perejil y el ajo menudo. Pelar la zanahoria y picarla muy pequeñita también o rallarla con un rallador, que quede finita. Cortar un trozo de film transparente de unos 30 cm y colocar el seitan encima. Lo empezamos a extender de una manera rectangular, nos podemos ayudar de un rodillo si nos resulta más fácil, si no con las manos. Extendemos el perejil, el ajo y la zanahoria por encima:

Imagen
Empezaremos a enrrollar el Seitán como si fuera Shusi, ayudándonos con el film…
Imagen
Una vez enrrollado, con ese mismo film envolver lo dejaremos envuelto y ataremos cada extremo con hilo, dejándolo de esta manera…
Imagen
Con un palillo haremos unos cuantos agujeros por el film. De esta manera permitiremos que al cocer le entre agua manteniendo la forma. Calentamos agua en una cazuela, cuando hierva añadir las algas kombu (Opcionales). Podemos si lo deseamos también añadir al agua una patata, o alguna verdura para añadir su toque de sabor, la cuál después también podremos aprovechar si se desea… Meter el redondo de Seitán en el agua y hervir durante 50-60 minutos.
Pasado este tiempo sacar del agua y dejar que enfríe. No tiréis el agua, podéis utilizarlo para guardar lo que os sobre de redondo si no lo coméis todo (envuelto en el film)
Imagen
Cortar en rodajas y dorar a fuego medio unos minutos en la sartén. Acompañarlo con la salsa que más os guste y a disfrutar.